Ubuntu – El bien común, es el bien propio